¿Cómo saber quién es mi público objetivo?

¿Cómo saber quién es mi público objetivo?

mi publico objetivo

Estos últimos meses estoy realizando muchas sesiones de mentoring, dentro de un programa de emprendimiento. Y me he animado a escribir este post, ya que en muchas de las sesiones me preguntan las personas emprendedoras: ¿cómo se yo quién es mi público objetivo?.

Se da el caso de quien lo sabe perfectamente, de quien tiene una ligera idea, y también quien piensa que lo sabe, pero cuando nos ponemos a trabajar en ello, descubrimos que no son únicamente los que pensaba en un principio.

Empecemos por el principio y veamos exactamente qué es esto de mi público objetivo.

Quién es mi público objetivo o cliente ideal

Público objetivo es un término que se emplea en marketing y en publicidad; y hace referencia al posible consumidor. También lo puedes llamar tu cliente ideal, al cual diriges una campaña o también sería el comprador al que aspiras seducir con tu propuesta de valor.

Un error muy común cuando no sabes quién es tu público objetivo, es querer abarcar a todo el mundo.

Te diriges a todos las personas de 0 a 99 años y así no te dejas a nadie fuera.

Error! Porque no somos el Monopoly, es un ejemplo que pongo mucho sobre todo cuando una va a empezar a escribir un blog.

En marketing no hay respuestas 100% seguras de lo que te va a funcionar si o si. Se aprende mucho con el método de ensayo – error: pruebas una cosa, no funciona, pruebas otra, y así hasta que te funciona.

“Lo que de verdad es un error es pensar que nuestro público objetivo es todo el mundo”

  1. Piensa a quién le puede interesar tu propuesta de valor.
  2. Imagina que es lo que necesita.
  3. A partir de ahí, crea mensajes que lleguen a tu público.
  4. Hazle saber que tienes la solución (en la forma de producto o servicio que tu le des) y que le puedes ayudar a resolver su problema o necesidad.
  5. Dile quién eres, qué haces y sobre todo déjale claro cual es tu propuesta de valor.
  6. Para qué te puede contactar si te necesita ahora o en el futuro.
  7. Dale a conocer aquello en lo que eres especialista, aquello que sabes hacer o solucionar mejor que nadie, incluso aquello que eres capaz de crear especialmente para él, para tu cliente ideal.
  8. Importante: transmite a tu público objetivo cómo contactarte (móvil, e-mail, redes sociales).

Como te he comentado antes, aquí no hay blancos o negros, la escala de grises es muy amplia, y lo que le funciona a una persona o marca puede que a ti no te funcione.

Párate y piensa: Responde a la pregunta ¿A quién vas a dirigir tus esfuerzos, tus servicios, tus productos… en definitiva tu propuesta de valor? (en este enlace Andrés Pérez Ortega te da algunas claves para averiguarla).

¿Cuál va a ser tu mensaje principal y a quién vas a contárselo?

Con el siguiente ejemplo intentaré darte algunas ideas para que averigues quién es tu público objetivo.

Pensemos en un fotógrafo/a que su especialidad es fotografiar bebés.

¿Especialidad? Si porque fotógrafos hay muchos y de todo tipo, y lo ideal es que te especialices en algo más concreto: eventos, bodas, retratos, deportes, moda…

Bien, pues la especialidad de éste fotógrafo/a es hacerle fotos a recién nacidos. Esas que puso de moda Anne Geddes hace 15 años ó más, cuando nacieron mis trillizos hace más de 12 años también se las hicimos, madre mía! que recuerdos… y siguen siendo un clásico para padres y madres primerizos.

Así que vamos a ponernos en la piel del fotógrafo/a, piensa en tú público objetivo, en la audiencia a la que tienes que dirigir tu propuesta de valor: que es hacer fotos maravillosas a recién nacidos. ¿Quién será?

Algunas preguntas que te puedes hacer:

  • ¿Me dirijo a madres embarazadas y madres primerizas?
  • ¿Los papás también pueden ser mi público?
  • ¿Que edad tendrán.. entre 30 y 40 años?
  • ¿Las madres jóvenes de 20 son también mi público?
  • ¿Qué les gusta a estas mujeres? Moda, tendencias, tecnología, viajar…
  • ¿Qué poder adquisitivo tienen?
  • ¿Compran online?
  • ¿Utilizan las redes sociales?
  • ¿Tendrán perfil en Instagram?
  • ¿Participan en las comunidades de madres: Charhadas, Malasmadres, Madresfera…?
  • ¿Podría convertir mis sesiones en un pack-regalo para fiestas baby-shower?
  • Entonces… ¿las amigas de la mamá embarazada también serían mi público objetivo?

Respondiéndote a este tipo de preguntas y a otras específicas de tu sector y especialidad, hará que puedes empezar a crear el perfil de tu público objetivo.

Ese público es tu cliente ideal, es la persona en la que tienes que pensar. A la que tienes que dirigir todos tus esfuerzos, estar presente en los canales y redes que frecuentes, allí tienes que publicar tu mensaje principal, tus post, y si tienes un blog, lo cual que te recomiendo, mejor!

Descripción detallada de tu público objetivo

A veces se utilizan otros términos para referirnos al público objetivo, como cliente ideal o buyer persona.

Crear el perfil de tu buyer persona sería afinar lo máximo que puedas para conocer a ese posible consumidor. Como si te metieras en los zapatos de tu público objetivo para saber con precisión que necesitan de ti.

Los amigos de 40 de fiebre crearon este buyer persona para explicarlo mejor.

Si te diriges directamente a tu público, tu mensaje llegará a ese cliente ideal. Captarás más su atención, lo que le ofrezcas, la necesidad que le resuelvas será de su interés.

Para eso también te digo que tienes que planificarte, conocer previamente sus necesidades, la época del año nos puede ser de gran ayuda.

Siguiendo con el ejemplo del fotógrafo/a de recién nacidos, tendría que planificar lo que va a ofrecer a su público objetivo según las estaciones del año, primavera, verano, invierno, o si es navidad, halloween o día de la madre. Adelántate o incluso crea tú mismo su necesidad.

Para terminar, te recomiendo que observes y analices si las acciones que has realizado hacia tu público objetivo te han dado resultados.

Utiliza herramientas para medir como Google Analytics ó Metricool, que proporcionan información muy valiosa como si tu comunidad de seguidores son más hombres o mujeres, su rango de edad, los contenidos que más les gustan.

También puedes ver las propias estadísticas de tus redes sociales, para ver el alcance de tu publicación, nº de me gusta o veces que se ha compartido.

Analizar estos datos te ayudará a conocer mejor a tu público objetivo y su comportamiento, para continuar realizando las acciones que te funcionan o realizar acciones nuevas.

¿Sabes ya quién es tu público objetivo?

Espero que te haya ayudado a descubrirlo, pero si tienes dudas o algo que aportar me encantará conversar contigo en los comentarios.

Imagen principal: Shutterstock

Comparte si te ha gustado

África Lucena

Soy Consultora de Marketing Digital y me apasionan las Redes Sociales. Mi misión es ayudar a personas que deseen mejorar su marca personal. A través de mi blog encontrarás muchas "ideas brillantes" pero si quieres que tu marca personal ó proyecto brille especialmente ponte en contacto conmigo en contacto@africalucena.com MEJORA TU MARCA PERSONAL

También te puede interesar...

6 Comentarios
  • Sergio
    Enviado el 13 de diciembre de 2017 a las 13:18h Responder

    Buen post, África! Cuantas veces nos pasa trabajando que nos perdemos queriendo mostrar todo lo que queremos ofrecer y no pensamos si a quien nos dirigimos le puede interesar nuestro producto o el de nuestros clientes… o si es necesario segmentar… por no hablar ya de todo el enfoque general o concreto. Lo que más me gusta de lo que comentas es lo de situarse en el lugar del público objetivo, salir de nuestra esfera de especialización y poder establecer un buen contacto y comunicación.
    un saludo!

    • África Lucena
      Enviado el 14 de diciembre de 2017 a las 09:23h Responder

      Hombre Sergio, que alegria leerte por aquí.

      Es verdad que a veces nos centramos más en lo que nosotros queremos ofrecer que en lo que realmente necesita nuestro público. Y aunque es difícil ponernos en los zapatos de los demás es un buen ejercicio para el marketing y para otras muchas cosas en la vida 😉

      Gracias por la visita crack!

  • Juan Torralbo
    Enviado el 14 de diciembre de 2017 a las 11:06h Responder

    Esclarecedor artículo África.
    Uno de los grandes males que acechan siempre a quien emprende es creer, erróneamente, que su producto es muy bueno (a ello contribuyen equivocadamente, aunque con buena intención, familiares y amigos) y que lo va a vender a todo el mundo mundial.
    Por mucho que leas, te informes y te informes, en la euforia del emprendimiento puedes acabar pensando que has inventado la rueda y que todo el mundo se va a volver loco con tu invento. Y si además lees muchos casos de éxito…
    Establecer quién es tu público, o públicos objetivo, es una tarea laboriosa, pero que puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Si además has trabajado en un producto mínimo viable, no es que tengas asegurado el éxito, pero al menos te estás alejando del fracaso.
    Lo dicho, me ha gustado mucho tu artículo.
    Salud!

    • África Lucena
      Enviado el 20 de diciembre de 2017 a las 10:22h Responder

      Hola Juan,

      Como bien dices a veces pensamos que nuestro producto es lo mejor, sin pararnos pensar si es el producto que nuestro cliente necesita o nos está demandando.

      Muchas gracias por tu visita compañero 😉

      Un abrazo!

  • Manuel Algaba Cortés
    Enviado el 19 de diciembre de 2017 a las 11:40h Responder

    Buenos días África y enhorabuena por la claridad de tu artículo y por el ejemplo del monopoly que espero poder usar.
    Aunque a muchos les parezca un sinsentido no posicionar su servicio o producto para el 100% del mercado, la verdad es que lo contrario es mucho más efectivo y eficaz. Conociendo bien a quién nos dirigimos y sobre todo qué problemas o necesidades puede resolver mi producto o servicio para estas personas, cómo puede hacerles ahorrar dinero o tiempo o presentarse como una oportunidad desconocida para ellos de hecho puede suponer diferenciarme de la competencia y permitirme tener un primer contacto con mi cliente potencial desde el primer momento del proceso de compra y adelantarme de nuevo a la competencia.
    Como ves es un tema que da para escribir largo y tendido… ¡Un saludo!

    • África Lucena
      Enviado el 20 de diciembre de 2017 a las 10:24h Responder

      Hola Manuel,

      Ya te digo… si da para escribir largo y tendido, me alegro que escribirlo haya dado pie a vuestras aportaciones tan interesantes y útiles.

      Mil gracias por la visita.

      Un placer saludarte

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This